Vegetariano

1 hora 5 minutos No demasiado duro Risotto con espárragos, menta y limón

¿Quieres ver la versión británica?

¿Quieres ver la versión americana?

¿Quieres ver la versión australiana?

¿Quieres ver la versión alemana?

¿Quieres ver la versión holandesa?

¿Te gusta ver la versión portuguesa?

clausura

  • principalmente risotto

  • 1 litro de caldo de verduras o pollo orgánico

  • 2 cucharadas de aceite de oliva

  • 1 cebolla grande, pelada y rebanada

  • 4-5 tallos de apio, podados y rebanados

  • 600 g de risotto

  • 250 ml de absenta o vino blanco seco

  • el risotto

  • 2 manojos de espárragos, quitamos los bordes leñosos y desechamos

  • 700 ml de caldo de verduras o de pollo ecológico

  • 50 g de mantequilla

  • 1 puñado pequeño de parmesano, recién rallado, más uno rallado

  • 1 manojo de hojas de menta fresca, recogidas y rebanadas

  • 2 limones, cáscara y jugo

  • sal marina

  • Pimienta negra recién molida

  • Aceite de oliva virgen extra

Preparación

Corta los tallos de los espárragos en círculos pequeños, manteniendo la parte superior intacta. Luego comience a hacer su receta básica de risotto.

Fase 1:
Deja que el caldo hierva a fuego lento en una cacerola. Ponga el aceite de oliva en una cacerola grande separada, agregue la cebolla y el apio y cocine a fuego lento, sin color, durante unos 15 minutos hasta que estén suaves. Añade el arroz (chirriará) y sube el fuego. No permita que el arroz o las verduras se peguen al fondo de la sartén, así que siga moviéndose.

Fase 2:
Vierta rápidamente absenta o vino. Sentirás el alcohol inmediatamente, así que sigue removiendo hasta que se evapore, dándole al arroz un sabor maravilloso.

La tercera fase:
Agregue el caldo al arroz una cucharada a la vez, revolviendo y espere hasta que se absorba por completo antes de agregar el siguiente. Reduzca el fuego para que el arroz no se cocine demasiado rápido, de lo contrario, cada grano de arroz quedará pegajoso por fuera y duro y con sabor a nuez por dentro (¡no querrá cocinar demasiado lento o se convertirá en arroz con leche!) Y continúe agregando una cuchara de sopa hasta que se absorba. Esto debería tomar alrededor de 14 a 15 minutos, después de lo cual el arroz comenzará a ablandarse, pero todavía un poco al dente. Dejar de lado.

Ahora ponga una cacerola grande a fuego medio y vierta la mitad del caldo, luego toda su base de risotto y los tallos y puntas de espárragos finamente picados. Continúe revolviendo, lleve a ebullición suave, luego reduzca el fuego y cocine a fuego lento hasta que se absorban casi todos los ingredientes. Agregue el resto del caldo de una vez mientras cocina el arroz y los espárragos. Es posible que no necesite todo el equipo. Tenga cuidado de no cocinar demasiado el arroz; revíselo durante todo el proceso de cocción para asegurarse de que esté agradable. Debe mantener su forma, pero ser suave, cremoso y suave, y la textura general debe ser un poco más suelta de lo que esperas.

Apaga el fuego y agrega la mantequilla y el parmesano, la menta, casi toda la ralladura de limón y el jugo. Revisa las especias y agrega sal y pimienta si es necesario. Tape la sartén y deje reposar el risotto por un minuto. Servir con una gota de aceite de oliva, espolvorear con ralladura de limón y un poco de parmesano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
error: Content is protected !!