Anchoas a la bilbaina – un bocadillo para mamá

0
60

En casa, las anchoas nunca se sirven enteras. Los puse en el compartimento de snacks porque tuve que freír mucho para el segundo plato y la limpieza fue muy molesta. Entonces, si los pescaderos se ofrecen a hacer este trabajo sucio, los usaré siempre, aunque sean un poco más caros.

Normalmente, cuando muchos los comemos como aperitivo, cuando el chico y yo estamos solos, los tomo tanto como el segundo plato. La comodidad es lo primero.

Es muy importante que después de la limpieza se congelen 48 horas antes de su uso, con Anisakis ya sabes … y para descongelar lo mejor es sacarlos a tiempo y completar el proceso en la nevera, para no desordenar todas las recetas. , repito, debe estar congelado durante al menos 5 días según las últimas noticias, Anisakis no descansará.

La masa que hice, no sé si es una tempura muy común, pero cuando sé que este es nuestro gusto, deja una capa bastante fina de masa. En este caso, no hay anchoas. Demasiada harina, pero un poco crujiente.

Materiales para 4 personas:

  • 600 g de filete de anchoa
  • Tempura de harina
  • Agua muy fría, casi helada
  • 1 huevo
  • Aceite para freír y sal

Especificar:

Coloca las anchoas en agua muy fría en el frigorífico durante al menos 30 minutos para que se escurra la sangre.

Retirar del agua, colar y sazonar con sal y jugo de medio limón. Déjalos reposar mientras preparas la masa.

Bates el huevo, lo haces respirar aire, lo sostienes.

Vierte 2 cucharadas de harina en un bol, agrega agua helada hasta obtener una pasta espesa pero transparente, agrega huevos batidos, sal y mezcla todo.

Pon la sartén al fuego, agrega mucho aceite para freír, la calefacción no humea.

Luego escurre las anchoas, vierte sobre la tempura y una vez que estén doradas por ambos lados, transfiérelas a un bol de papel de cocina para escurrir el exceso de grasa.

Los pones en el plato y en la mesa.

La ensalada de verduras va bien con ella, tenemos una cena compleja.

Consejos útiles:

Si tienes otra clara de huevo preparada para este plato, puedes usarla.

Si no te gustan los impermeables, puedes ponerlos en harina y huevos, no se pondrán tan crujientes, pero definitivamente tienen mucho cuerpo. Aunque la masa resultó muy blanda.

Si algo de esto sucedió, has hecho una salsa brava, qué aperitivo más suntuoso.

Hay muchas formas de marinar las anchoas, hay tantas como hay en la cocina, yo te daré la mía, que da muy buenos resultados. Si te gusta muy blanco y duro, puedes echarle un vistazo a San Google: las anchoas en escabeche son blancas, no uso estas técnicas. Lo que he probado es que son muy frescas y grandes. Puede manejarlo usted mismo.

Materias primas:

  • ½ kg de anchoas grandes
  • 1 vaso de agua
  • 3 tazas de vinagre
  • Sal gruesa
  • 2 o 3 ajos, un poco de perejil y aceite.

Especificar:

Sacamos la cabeza, los órganos internos y la parte central del lomo de las anchoas, las enjuagamos una a la vez para retirar los órganos internos, y luego las vertimos en un recipiente con agua fría, donde las enjuagamos varias veces hasta que estén vacío. … No hay sangre. Los metemos en agua helada en el frigorífico durante dos horas y cambiamos el agua dos o tres veces.

Deben ser lo más blancos posible, pero si no, no te preocupes, porque cuanto menos blancos, más ricos.

Los sacamos del agua, los ponemos sobre papel absorbente, y luego los secamos lo mejor posible.

Después de secarlos, los colocamos en recipientes, mejor que los de plástico, y los tapamos con film transparente y tapas de recipientes (si las hay).

En esta etapa, comienza el proceso de congelación, que dura al menos 48 horas. Se recomienda matar a Anisakis en los últimos 5 días. Veamos si podemos conseguirlo.

Después de descongelar, colocar en un recipiente en capas, preferiblemente hasta la cintura, espolvorear cada capa con sal, preferiblemente sal gruesa, luego verter con una mezcla de vinagre y agua (3×1), marinar y dejar enfriar durante al menos 4 horas, según cómo te gustaban antes. Es personal para mí, no dejo que se mezclen durante más de seis o siete horas, pero lo mejor que puedes hacer es intentarlo.

Después de la maceración, extiéndalos a su discreción y espolvoree con aceite de oliva virgen extra, si lo desea, puede picar muy finamente los ajos y espolvorear con perejil finamente picado.

Consejos útiles:

Encontrarlos en el mercado ya limpios es un lujo, son un poco más caros, pero merece la pena.

No recomiendo agregar nada al agua o vinagre de las anchoas para que se pongan blancas, tal vez helado, porque aunque dicen que no las cambia en absoluto, prefiero no darles los químicos, aunque son de su farmacia … Cuanto más natural sea la comida, mejor.

Cuando esté listo, agregue unas rodajas de Maldesalt y se verán muy bien y les agregarán un toque de sabor.

Tampoco recomiendo envolverlos con papel de aluminio; Prefiero el papel de aluminio porque he notado que después de quitar el aluminio se verá de qué está hecho.

Materiales para 4 personas:

  • ½ kg de anchoas, cada una posibilidades de gran tamaño
  • 1 huevo
  • Harina para freír
  • Aceite y sal

Especificar:

Pelamos las anchoas quitando la cabeza, las vísceras y el lomo, así como la aleta dorsal para asegurarnos de que queden atadas (son más dulces).

Durante nuestra operación anterior, los pasamos por un grifo, luego los ponemos en un recipiente con agua, sal y hielo, y luego los metemos en esta mezcla por varias horas para que se desangran.

Luego los sacamos del agua, escurrimos y secamos con papel de cocina, luego los colocamos en un recipiente alargado, a partir de este paso comienza el proceso de congelación, que tomará al menos 48 horas.

Cuando queramos utilizarlos, los descongelamos en el frigorífico, los salamos y luego los ponemos en harina y huevos.

Calentamos una sartén con suficiente aceite para freír, luego añadimos una pequeña cantidad para que el aceite se mantenga fresco, y cuando se doren, las ponemos sobre toallas de papel para escurrir el exceso de grasa. Pero no dejemos que coman demasiado mientras están calientes.

Lo ponemos en primavera y lo disfrutamos.

Consejos útiles:

Los sofre en aceite de oliva suave con una acidez de 0,4º, pero quedan bien, y con aceite de girasol es cuestión de gustos.

Para un aperitivo, una libra puede ser mucho, pero puedes disminuirla o aumentarla como desees, sabiendo que las que agregaste desaparecerán.

A veces vienen a nosotros pescaderos para limpiarlos, no pierdas la oportunidad.

Esta es una verdadera receta familiar que rara vez se hace porque son más rápidas en vinagre e incluso fritas. Pero si te gusta, di lo que quieras, yo te lo diré, tampoco hay archivo, mojamos el pan hasta que la salsa estuvo lista, está un poco picante, no te lo diré. Empiece a hacerlos, la teoría está escrita, no se hacen solos.

Materiales para 4 personas

  • 750 g de anchoas
  • 2 o 3 ajos
  • Ají, perejil
  • 2 cucharadas de vinagre de jerez
  • Vino blanco, sopa de pescado, 1 vaso cada uno
  • 1 taza de aceite, sal y pimienta

Especificar:

Ponemos la sartén a fuego medio-alto, agregamos una taza de mantequilla y una taza de la mitad del vino y la mitad del caldo, y batimos bien hasta emulsionar.

Machacamos, picamos los ajos y añadimos a la olla con una o dos rodajas de ají, según nos guste. Damos todo para que se junte para que la salsa no se seque.

Condimentar las anchoas y colocar en una cacerola, no apilar, dejar cocer por otros 2-3 minutos.

Cuando se nos acabe el vino y el caldo, añadimos el resto.

Picar el perejil por encima. Espolvorear sobre las anchoas, apagar el fuego, quitar la sartén, tapar y dejar cocer.

Cuando estén listos y aún calientes, los ponemos en un plato y espolvoreamos con 2 cucharadas de vinagre, que es opcional, pero la calidad del vinagre es buena y no sabes cómo mejora el sabor.

Herramientas recomendadas:

Si preferimos las anchoas fritas, primero se pueden freír y luego espolvorear con salsa.

Lo mismo se puede hacer con las sardinas cambiando el tiempo de cocción.

La salsa debe quedar clara pero bien espesa. Algunas personas usan harina para envolver las anchoas para esto. No lo haré. Primero, porque me enseñaron esto. Otro por el sabor de la harina hervida en lugar de frita. disgusto.

Usar aceite, caldo y vino para hacer salsas es una idea muy práctica ya que todo debe mantenerse a la misma temperatura y tiempo para evitar derrames y emulsionar mejor. El chef vasco Iñaki Oyarbide, qepd, hizo precisamente eso y tomé prestados sus conocimientos.

Ingredientes para el aperitivo

  • 24 anchoas ½ kg. Encima.
  • 2 limones
  • 4 ajos
  • 1 pimienta de cayena
  • aceite de oliva

Especificar:

El día anterior, poner en el frigorífico para descongelar, después de descongelar, secar con papel de cocina y verter jugo de limón durante al menos 30 minutos.

precalentar el horno a 180º

Cortar el ajo en rodajas finas, freír en aceite de oliva, freír con pimentón, pero no quemar, guardar el ajo, mezclar el aceite y el limón en la marinada, poner al fuego unos minutos, no especialmente para su salsa. …

Pones las anchoas en una fuente apta para horno, viertes la salsa de una sartén sobre las anchoas y no las pongas en el horno por más de 3 o 4 minutos (piensa que están en escabeche si quieres) crudas, puede comerlos como están).

Al salir del horno, colocar encima los ajos dorados y proceder a atacar.

En muchas recetas me olvidé de la «sal», aquí ves hipertensión arterial, pero esto se puede solucionar probando la comida antes de servirla.

Consejos útiles:

Pueden tener columna vertebral o no, se los permitiré, en mi opinión, son más bonitos. Pon la salsa al fuego un rato, porque como puedes ver en la foto, si no tienes cuidado, se quedará seco y agradable, pero perderás el pan mojado. Si te gusta la mitad cruda, puedes salvarte pasando por el horno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here