Caldo para Paella

0
127

El caldo para paella es un ingrediente escencial para la preparación de un arroz, ya que es este el que le entrega la mayor parte del gusto al resultado final. Lo inmejorable es que el caldo puede variarse para emplear los elementos que mucho más te agraden o se amolden mucho más a tu paella.

En esta ocasión te enseñaremos como llevar a cabo caldos para paella con una receta al estilo Arguiñano que es realmente simple y además de esto puede variarse, desde caldo de pollo hasta caldo de verduras. Así vas a poder elaborar el más destacable caldo y la mejor paella.

Elementos de caldo para paella

  • Caldo de pollo o de carne:
  • 3 zanahorias.

  • 1 puerro.

  • 2 nabos.

  • 1 patata.

  • 1 pollo mediano con piel.

  • Medio conejo con la piel.

  • 1 rama de perejil fresco.

  • Azafrán.

  • Sal y pimienta negra molida,

  • Caldo de pescado o de mariscos.
  • 100 gramos de langostinos.

  • 100 gramos de zanahorias.

  • 100 gramos de puerros.

  • 1 kilo de pescado para hervir (puedes utilizar los huesos).

  • 50 gramos de apio.

  • 100 gramos de cebolla.

  • Agua.

  • Pimienta negra, perejil y laurel.

Preparación: ¿De qué manera realizar el más destacable caldo para paella?

  • Lo primero para llevar a cabo el caldo para paellas de pollo o de carne es adecentar realmente bien el género de carne que iremos a emplear, así sea res, pollo o conejo.
  • Cerciórate de sacar todo indicio de grasa o sangre que logren tener, enjuágalos con abundante agua, escurre y mételos en una cazuela honda para la cocción.
  • Pone la cazuela con agua bastante para contemplar las dos carnes al fuego prominente y deja que esta hierva.
  • Durante el hervor el agua ve lavando las verduras y retírales la piel.
  • Corta todas y cada una de las verduras finamente, protege que los trozos no sean bastante enormes a fin de que se mezclen bien.
  • En el momento en que el agua haya alcanzo el punto de ebullición, añade las verduras ahora troceadas y ahora añade asimismo el azafrán, la sal al gusto y una migaja de pimienta negra molida.
  • Revuelve todo realmente bien y pasado unos cuantos segundos añade el perejil ahora lavado.
  • En el momento en que hayas añadido todos y cada uno de los elementos y el agua esté hirviendo, baja el fuego a retardado y deja cocer el caldo por una hora y media precisamente. Puedes eliminar cada 5 minutos para oxigenar el caldo.
  • Cerciórate de espumar el caldo conforme este se cocina, puedes guiarte de un espumero, de un cucharon o de una toalla de papel gruesa.
  • Procede a quita toda la espuma que se cree en la cazuela, puedes utilizar una espumadera o cualquier cuchara.
  • Pasados los primero 30 minutos, corrobora la sal y si a esta le es necesario puedes sumarle mucho más para proseguir con la cocción.
  • Continua con la cocción hasta terminar transcurrido un tiempo, si ves que tu caldo tiene la rigidez que quieres antes de pasar la hora, puedes retirarlo del fuego.
  • En el momento en que esté listo, deja descansar el caldo a parte antes de seguir con la receta de tu paella.
  • Una vez comprendido el desarrollo para el caldo de pollo, pasamos a la preparación del caldo de pescado.
  • Para comenzar a cocinar el caldo de mariscos o pescado primero tienes que elaborar todos y cada uno de los elementos, esto es, el pescado para hervir, los mariscos y las verduras, para ello, lava las verduras y trocéalas finamente, protege que los trozos no sean pequeñísimos.
  • Limpia el pescado para hervir y los langostinos. Con esto listo, añade todo al lado de una cazuela honda y cubre de agua, mínimo unos 4 dedos por arriba.
  • Pone la cazuela al fuego prominente y déjala hervir. Ve retirando con asistencia de un espumero o cucharon toda la espuma que se vaya creando a lo largo de toda la cocción.
  • Ahora con el caldo hervido, añade una medida pequeña de agua fría para bajar la temperatura de nuevo.
  • Después de esto tienes que dejar hervir de nuevo, revuelve para entonces dejarla cocer por una hora precisamente.
  • Pasado el tiempo de cocción, quita la cazuela del fuego y deja descansar unos 5 minutos antes de colar. Ayúdate de un colador abultado para dividir todo el líquido y de esta manera tener tu caldo listo para elaborar una exquisita paella de mariscos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here