Posted on

Ensalada de anguila y salmón

Esta es una ensalada ardiente, simple y rápida, trata a nuestros convidados como a la realeza. Solo hay que escoger buenas materias primas, el salmón no se cuece bastante y no se come bastante en su rincón, lo que es «malo» para nosotros.

Equipo para 4 personas:

  • 4 rodajas de filete de salmón (en rodajas)
  • 100 gramos de gaviotas
  • 1/2 jugo de naranja, 1/2 jugo de limón
  • 1 ramita de eneldo fresco o una cucharada de eneldo seco
  • 1 o 2 hojas de ensalada
  • 2 ajos, 1 chile, aceite de albaca
  • Aceite de molino, sal, pimienta negra
  • 1 cucharada de vinagre de jerez

Refinar:

Lavamos el pescado y lo secamos con toallas de papel, desmenuzamos las hojas de eneldo tras ponerle condimientos, echamos encima jugo de naranja y limón y las dejamos descansar 30 minutos.

Pelamos los brotes de ensalada, los apartamos a nuestro gusto, los lavamos y secamos a fin de que no queden gotas de agua, los ubicamos en un plato y los reservamos.

Ponemos una sartén antiadherente al fuego, tras calentar a fuego medio, ponemos el filete de salmón por el lado con la piel y cocinamos por 3 minutos por cada lado (en el momento en que llega el salmón, lo espolvoreamos con jugo de remojo), apagamos el fuego y lo dejamos prendido.

Apartamos el ajo a nuestro conveniencia, lo freímos en una sartén, le añadimos la guindilla, le añadimos las gulas, le ofrecemos la vuelta unos cuantos ocasiones a fin de que tenga calor, lo guardamos.

Emulsionar con 2 medidas de cuchara de aceite de albaca, 1 cucharada de vinagre de jerez y una migaja de sal, entonces condimentar la ensalada con vinagre balsámico.

Espolvoreamos la ensalada con vinagre balsámico de albaca, ponemos encima el salmón y la anguila, decoramos el plato con tomates cherry, entonces espolvoreamos con salsa de salmón y lo ponemos encima de la mesa para realizar una ensalada ardiente.

Aceite de albaca:

En una cazuela con agua hirviendo hacemos un puñado de albaca, la retiramos del fuego, dejamos de hervir, la escurrimos, ponemos la albaca en agua muy fría, la dejamos descansar unos minutos, la escurrimos y la secamos con papel absorbente. Ponemos la albaca en una batidora y de a poco agregamos 1 taza grande de aceite de oliva virgen plus, la batimos a nuestro gusto y la dejamos descansar, si deseamos aceite limpio tenemos la posibilidad de filtrarlo. Se puede almacenar en un espacio fresco y seco sin mucha luz y después utilizarlo en nuestras ensaladas preferidas, en especial las a partir de tomate.

Consejos útiles:

Más allá de que puedes utilizar rodajas para realizar esta ensalada, quiero el tamaño por el hecho de que las espinas son simples de eliminar y me agrada enseñar los platos sin ellas.

El tiempo que el pescado continúa en la cazuela es dependiente del gusto del cliente, en el hogar nos atrae el pescado semicrudo.

El condimento de la ensalada debe hacerse al ensamblar los platos, no antes de ensamblar, a fin de que no se doble.

En lo que se refiere a la ensalada que utilizamos, me agradan los botones florales, pero cualquier otra ensalada servirá, aun la achicoria, sigue estable mucho más tiempo, me agrada en el momento en que tienes convidados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *