Lenguado a la plancha con salsa de centolla

0
82

Estos soles van a ser román paladinos la meuniere, la molinera a fin de que nos comprendamos pues suelo evaluar la salsa en el momento en que hago la salsa, bastante gusto a limón no me contribuye bastante conque pienso que el chef paquistaní Robinfood de Sk, añadió. caldo a este puchero que no me resulta conveniente. Utilicé el caldo guardado para cocinar las centollas, esta es la receta que pasé y tú te fuiste.

Evidentemente, no se semeja en nada a Meunière, lo dejé para una mejor ocasión

Equipo para 4 personas:

  • 4 soles
  • 1 taza de sopa de cangrejo araña (otra sopa de mariscos o pescado puede servir la pena)
  • Jugo de medio limón
  • 50 g de mantequilla
  • 1 taza pequeña de aceite de oliva dulce
  • 4 rodajas de ajo
  • 1 cucharada de perejil fresco picado

2 papas hervidas para adornar.

Refinar:

Precalienta el horno con grill a 180 °

Las partes blancas y negras del lenguado son peladas por el pescadero, entonces lavadas en el hogar y escurridas hasta el momento en que estén cocidas.

Poner la mantequilla, medio aceite y el jugo de limón en un cazo y calentar a fuego retardado a fin de que la mantequilla no se queme. Una vez fundido, agregamos la sopa de centolla y la probamos para poder ver si se amolda a nuestro gusto. Si es requisito, use sal para corregir esto (la sopa de centolla ahora tiene dentro sal).

Secamos las suelas de los zapatos con papel absorbente y los condimentamos, entonces los ponemos en la bandeja de horno, primero distribuimos aceite o mantequilla y después espolvoreamos con salsa en la sartén, (reservamos algo y añadimos algo antes de cocinar).

Ponemos la bandeja en el horno a 180º y la ponemos en el horno por 15 minutos, si deseas mucho más hechos añade mucho más tiempo.

5 minutos antes de sacarlas, poner encima las rodajas de ajo y el resto de la salsa, dejar que se acaben de cocinar y sacarlas del horno tras cocer a fin de que la salsa no se seque.

Para decoración: se hierven unas patatas y se cortan en rodajas, y las condimentamos con exactamente la misma salsa que el lenguado.

Consejos útiles:

Con ciertas salvedades, no me agrada sacarle la piel al pescado, aun si lo va a asar; a mi parecer, puede resguardar contra el sobrecalentamiento y la deshidratación, pero son escenciales para un óptimo pelado. .

La sopa de cangrejo es de última hora, pensaba en freírla sin salsa, pero sostener el caldo tiene sentido.

Si bien este es un guiso improvisado, sugiero llevarlo a cabo pues es muy abundante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here