Entradas

Lentes de trote

«Lentejas con patas de cerdo» es bello, ¿no? En el mes de agosto de 1974, nos han recibido en el hotel de Burdeos un caluroso día de agosto a las 9 pm, era nuestro primer viaje. París, salimos de España por vez primera. Por la situación en ese instante, que no deseo contar en este momento (¿suena a cuento?), Viajar no fue simple, por lo menos los españoles normales como nosotros debimos soliciar un certificado de multa y otro certificado de buena conducta, con el gobierno La agilidad frecuente es tan rápida en este país que tienen la posibilidad de demorar múltiples meses en recibirte. Entonces, en el momento en que los tenga, se terminará la necesidad de viajar. Me preguntaba por qué razón hay estos certificados. Si no nos encontramos bien, los franceses se ocuparán de nosotros y nos lo van a devolver. Qué.

Equipo para 4 personas:

  • 250g de lentejas
  • 2 patas separadas horizontalmente
  • 2 salchichas frescas
  • 1 buena zanahoria, ½ cebolla
  • ¼ de pimiento colorado, ¼ de pimiento verde
  • 1 tomate maduro, 2 ajos
  • 12 almendras crudas
  • 8 pimienta negra, 1 perejil pequeño
  • 1 copa de vino
  • 1 cucharada chica de chile en polvo, 1 hoja de laurel
  • Aceite, agua y sal

Refinar:

Lavamos las patas de los cerdos y en el momento en que observamos que están pilosas las quemamos en llamas. Los ponemos en un cazo tapado con agua fría y los salamos, los dejamos cocer hasta el momento en que estén tiernos (en cazuela a presión unos 25 minutos), en el momento en que estén cocidos los sacamos de la sartén y guardamos la carne sopa conseguida.

Apartamos las verduras: cebollas, pimientos colorados, pimientos verdes y tomates, son pequeñísimos, los freímos en una sartén con aceite, no bastante, por el hecho de que las manitas sueltan grasa.

Machacar el ajo, el perejil, la pimienta y las almendras en un mortero, tras machacar añadimos 1 taza de vino y en el momento en que la salsa esté prácticamente lista la añadimos. Dejamos que todo se lleve a cabo juntos.

Cortamos las zanahorias en trozos pequeños, las ponemos en la salsa con las lentejas, combinamos todos y cada uno de los elementos uniformemente, añadimos el chorizo, el laurel y el chile en polvo, cubrimos todo con el caldo hervido y, si es requisito, añadimos con mucho más agua, cocinamos poco a poco, hasta el momento en que todo esté bien.

Antes del guiso agregamos las patas, si deseamos tenemos la posibilidad de quitarles los huesos, asimismo tenemos la posibilidad de sostenerlos enteros, dejar que todos empleen los huesos. Hervir a lo largo de 5 o 10 minutos basta para llevarlos a la mesa.

Consejos útiles:

Si escoges la sopa de lentejas puedes añadir un tanto mucho más de harina a la salsa, pero en mi caso es suficiente con añadir puré de almendras.

Comunmente empleo una ensalada de tomate achicoria por el hecho de que pienso que es un plato abundante.

Como es natural, esa no es la receta para este hotel en Burdeos, pero en el momento en que pasé por allí recordé la vieja historia: me semeja atrayente que sepas por qué razón no nos transportamos salvo por el dinero.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!