Posted on

Nudo de color con chirlas

… nos pareció una aceptable combinación con las cosas en nuestro refrigerador en el momento en que llegamos por mes de enero, su venta, su regreso a la vida diaria y el valor de traerlo y transportarlo. Este plato es un tanto útil por el hecho de que no se equivoquen, todos requerimos un incremento en el primer mes del año, lo que es bueno para nosotros.

Probablemente la composición para 3 personas sea 4:

  • Precisamente 100 gramos de nudos de colores.
  • 1 ajo, ½ cebolla, 1 tomate mediano
  • 1 puñado de chirlas, ahora están abiertas, y algo de caldo.
  • 3 vieiras, planchadas
  • 6 hongos
  • 1 bacon loncha
  • 1 cucharada chica de harina
  • 1 taza de vino blanco seco
  • 1 cucharada chica de pimiento picante en polvo (si no le agrada el dulce, pero le da gusto al plato)
  • Retire el aceite, la sal y la pimienta del molinillo.

Refinar:

En el momento en que elaboramos la salsa, cocinamos la pasta como siempre o según las normas del bulto.

Recortar finamente el ajo, rallar la cebolla, recortar el tocino en tiras y dorarlo todo en una sartén sin añadir aceite, observando cuánta grasa desprende el tocino y si le añades o no aceite.

Tras dorar levemente los elementos precedentes, añada los champiñones picados al gusto (compruebe la grasa, posiblemente deba añadir algo de aceite).

Recortar los tomates en cubos, pelarlos o quitarles las semillas, añadirlos a la sartén y proseguir friendo.

Cortamos la carne de la vieira en trozos y la ponemos en la sartén con las chirlas escurridas.

Cava un orificio en el centro de la sartén, añade una cucharada chica de harina y chile en polvo, revuelve y mezcla con el resto de los elementos, añade una copa de vino, deja que el alcohol se evapore y añade la sopa de chile.

Escurrimos la pasta, no bastante, entonces la ponemos en la salsa, la freímos unos minutos, la condimentamos con sal y pimienta y la ponemos encima de la mesa.

Consejos útiles:

Recuerde que las partes sobrantes de todas y cada una de las comidas preparadas van a tener una segunda ocasión si las envolvemos de manera perfecta y las etiquetamos para el próximo empleo.

Según un amigo mío, un óptimo amigo mencionó que esto no era una reseña. Aportará mucho más provecho a su trabajo que a usted. Ella podría tener razón. Es una mujer ocupadísima, pero tira la comida. Pienso que habría de ser castigada. En otras ocasiones nos afirmaban que era un pecado y yo, si bien no en todos los casos lo creí bastante, pero era mi experiencia de niñez y aquí me quedé y traté de comunicar en otra gente.

La proporción de elementos puede ser diferente en dependencia de tus sobras, si es una receta novedosa puedes agrandar tus ideas según la situación de tus convidados. En lo que se refiere a nosotros, la gente que nos reunimos ese día, comimos poquísimo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *