Posted on

Pastel de calabaza – Temtempiés de mamá

Con la llegada del otoño, la multitud comenzó a sentir Nochebuena y a evaluar los platos propios de esta temporada del año, entre ellos el pastel de calabaza, que encabeza la lista. Postres que no tienen que faltar en la mesa Para la celebración que viene.

Tienen un sentido de rencuentro, pasan tiempo de calidad con sus familias y, evidentemente, varios recuerdos de la niñez. Consecuentemente, Jamás va a pasar de tendencia Comer en el hogar.

Posiblemente no sepamos precisamente cuál es la receta de la abuela, y precisamente no tenemos ganas exponernos a perder su gusto frecuente, de esta forma que iremos a enseñarte las 2 mejores maneras de llevar a cabo bizcocho de calabaza a fin de que prosiga andando. Mamá lo logró. ¡Todos tienen algo para ellos!

Fórmula tradicional

En lo que se refiere a esta tarta, sus características orgánicas son algo que conquistó al público: ¡La mayoría del empleo es natural! Disminuye los artículos procesados ​​empleados, esto es prácticamente todo el consumo público, con independencia de su dieta.

Complementariamente, la calabaza se puede hornear a fin de que el bizcocho quede jugoso y cremoso, o seco y masticable, pero en lo que se refiere a opciones, la primera forma guarda mucho más fielmente el gusto casero que pretendemos replicar con esta receta, conque Guarnición de desayuno, juego de la tarde o cena festiva..

Te aseguramos que la preparación es muy simple y más que nada rápida: Tras unos 45 minutos prepararás el bizcocho... Entonces … ¡manos a la obra!

materia prima

  • Pele 300 g de calabaza y limpie bien las semillas.
  • 4 huevos medianos.
  • Se usan 250 gramos de azúcar o algún otro endulzante para llevarlo a cabo mucho más saludable.
  • 75 mililitros de aceite de oliva han de ser aceite de oliva virgen plus.
  • 300 gramos de harina con levadura.
  • 16 gramos de levadura o polvo de hornear.
  • Polvo de canela al gusto
  • 2 o 3 medidas de cuchara de nueces molidas.
  • Cuando el bizcocho esté listo, adorna el bizcocho con azúcar en polvo.

Preparación idónea para un exquisito bizcocho

La cosa primordial es Calabaza limpia El interrogante que iremos a emplear. Dividirlo en el medio va a hacer que sea mucho más simple de manejar a fin de que logre eliminar la piel con suavidad. Tras eso, se pelan las semillas hasta el momento en que queden 2 trozos de manera perfecta limpios.

Escoja los 300 gramos de calabaza precisos y tritúrelos. Si hacemos otros pasos, guardaremos la calabaza desmenuzada en un envase hermético.

Deseamos un cuenco y después Batimos huevos y azúcar o edulcorantes Hasta el momento en que se cree una mezcla homogénea. ¿Cuándo están preparados los huevos? Vas a saber que al ponerse de color amarillo muy pálido, incrementan sensiblemente su volumen y generan espuma.

Si el huevo se ha mezclado con azúcar, Se añade aceite a un hilo pequeño, Prosigue mezclando la mezcla al tiempo hasta el momento en que todo esté mezclado.

Consecuentemente, Vierta el producto en polvo: Harina, levadura y canela. Recuerda, no debemos dejar de batir para eludir grumos.

Finalmente, más allá de que no menos esencial, Añade la calabaza rallada y las nuecesAún es requisito continuar mezclando todos y cada uno de los elementos hasta conseguir una textura espesa y densa.

Para llenar este desarrollo, tienes que verter la receta en la manera escogida, que puede ser mucho más alta, mucho más extendida, angular o redonda según cuanto quieras: ¡siempre y en todo momento marcha!

¿De qué manera hay que cocinar?

Para garantizar una cocción completa, el horno ha de estar calentado anteriormente y 180 ° 30 o 35 minutos Mezcla. Para confirmarnos de que el bizcocho esté listo, tras media hora vamos a clavar un cuchillo en una parte del bizcocho, si está totalmente limpio, entonces va a estar listo. Si el cuchillo está un tanto sucio, va a tardar otros 5 minutos.

De lo previo, Adorna la área con azúcar en polvo. Verdaderamente va a ser la guinda del pastel … espera a que se enfríe y diviértete con la alegría de este otoño con tu humano preferido.

Bizcocho de calabaza y cacao

Si deseas cambiar un tanto la receta o apoderarse el gusto de los pequeños, la oportunidad de añadir chocolate es irreprimible … ¿La calabaza y el cacao van de la mano? ¡Llenar!

Además de esto, les vamos a ofrecer otra técnica a fin de que logren usar la técnica que mucho más se ajuste a sus deseos, o evaluar las dos y seleccionar su técnica preferida. ¡Te aseguramos que esta tarta es deliciosa!

materia prima

  • 400 gramos de calabaza hervida.
  • 3 huevos enormes.
  • 180 gramos de azúcar moreno refinado o un endulzante de su decisión.
  • 170 ml de aceite de girasol o aceite de oliva.
  • 210 gramos de harina de trigo espontánea.
  • 40 gramos de cacao puro.
  • 16 gramos de levadura o levadura.
  • Tantas almendras, cacahuetes o chispas de chocolate como sean primordiales.
  • Espolvoree azúcar en polvo sobre el pastel terminado.

¿De qué forma elaborar un bizcocho de chocolate?

Para garantizar una mejor entendimiento del cacao en un caso así, Use calabaza cocida. Por consiguiente, no solo tienen que limpiarse, sino más bien asimismo hornearse hasta el momento en que estén completados.

En esta receta debemos Mézclalo para conseguir una pulpa despacio y sin grumos. Entonces añade el aceite y revuelve hasta el momento en que todo esté compactado y la mezcla esté mucho más fina que la calabaza que en un inicio fue picada.

Los huevos se espolvorean en el bol donde se ha puesto la preparación de calabaza y aceite, Con lo que se aconseja batir primero los huevos y después añadir el azúcar. Jugar bien es la clave.

Se añaden harina, cacao y levadura al tamiz. Tamizar el polvo y verterlo de a poco sin dejar de batir.

Al final, añada su decisión para añadir un toque al bizcocho de calabaza, o Almendras, chispas de chocolate u otros.

¡Cocido!

Además, la ebullición se realiza a 180 ° a lo largo de 30 o 35 minutos, teniendo siempre y en todo momento precaución de investigar la ebullición después o justo antes que concluyan los 30 minutos. Es esencial prender el horno pasados ​​25 minutos para no parar el desarrollo del bizcocho y dejarlo bastante despacio. ¡No va a haber menos glaseado!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *