Entradas

Pechuga de pavo con champiñones

Conque una manera rica, exquisita y deliciosa de elaborar la pechuga de pavo es que si comprendes el valor de la salsa de champiñones, va a ser un platillo muy conveniente para nuestros convidados. Nuez moscada, no la puse en los elementos y jamás me voy a quedar en esta salsa, se puede añadir una vez añadido el caldo y la crema. No es requisito añadir un sinnúmero por el hecho de que es muy fragante, únicamente una pasión.

Equipo para 4 personas

  • 8 rebanadas de pechuga de pavo
  • 8 champiñones enormes
  • 2 dientes de ajo, ½ cebolla mediana
  • 2 medidas de cuchara de mantequilla
  • 2 medidas de cuchara de aceite de oliva
  • 1 cucharada de harina
  • 1 copa de vino
  • sopa de pollo
  • 1 pequeño trozo de mantequilla para cocinar.
  • Sal y pimienta recién molida

Refinar:

Distribuimos los filetes de pescado en el plato, espolvoreamos con sal y pimienta y reservamos.

Cortamos las setas en trozos a nuestro gusto y las guardamos.

Cortamos la cebolla y el ajo pequeñísimos a fin de que se cocinen bien y no llamen la atención en la salsa. Los guardamos.

Ponemos la sartén al fuego con aceite y mantequilla, añadimos ajo y cebolla antes de calentar y cocinamos a fuego retardado.

En el momento en que el ajo y la cebolla estén cocidos, ascendemos el fuego, añadimos los champiñones, freímos a lo largo de 2-3 minutos, entonces añadimos la harina y freímos hasta el momento en que no quede mucho más gusto crudo, rociamos agua y vino a su alrededor Dejamos que el alcohol se evapore.

Entonces añadimos caldo de pollo hasta el momento en que la salsa tenga la rigidez que deseamos (prácticamente mantecosa) y por último añadimos nata a fin de que quede mucho más mantecosa.

Ponemos la parrilla al fuego y la calentamos en el infierno, la cepillamos con algo de aceite, pasamos los filetes de pescado por la parrilla a fin de que queden dorados, los ponemos en un plato ignífugo, entonces empleamos setas y tapan La crema.

Puedes ponerlas al fuego con la salsa y cocinarlas de 2 a tres minutos antes de comerlas.

Consejos útiles:

La parte mucho más dificultosa de este plato no es bien difícil, pienso que es la textura que se precisa para realizar la salsa. Debes tomar en consideración que conforme le añades la nata la salsa se espesará un tanto y deberás jugar con la nata y el caldo para lograrla. Si tiene alguna salsa sobrante, no dude en congelarla. Puedes emplearlos para realizar exquisitos jamones o huevos a la crema, o sugerirás algo mucho más que tirarlos por el hecho de que son buenísimos para comer.

Para estas salsas y salsas afines, me agradan los caldos, son muy concentrados, pero cada uno de ellos tiene su gusto y engorda.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!