Entradas

Pollo jamón y canela

Esta receta está inspirada en la cocina mediterránea de Canal cocina «Cocina mediterránea de Ana Jiménez». A mi juicio, se identifica por platos fáciles, costes accesibles y modelos ajustados.

El día de hoy hice esto por segunda vez y, como siempre y en todo momento, introduje ciertas variantes, no pues creyera que hacía falta el original o no era superfluo, sino más bien pues era de esta forma y no podía continuar la página de recetas de abajo. Artículo.

De todas formas, antes de dar la novedosa receta, trato de hornearla una o un par de veces hasta el momento en que pase los escenarios admisibles. Este es el resultado final del trabajo preliminar.

Equipo para 4 personas:

  • 12 jamón de pollo o tu porción preferida de pollo
  • 2 ramas de canela, ½ cucharada chica de cúrcuma
  • 1 jengibre, 12 almendras crudas
  • 10 pimienta negra
  • 2 dientes de ajo, 1 hoja de laurel, 2 cebolletas
  • 1 taza de vino blanco, el gusto que utilizo es solo un poquito de amontillado.
  • Es posible que no sea preciso 1 taza de caldo de pollo concentrado.
  • Retire el aceite, la sal y la pimienta del molinillo.

Refinar

Quemamos el jamón para sacarle el pelo, lo lavamos, lo secamos con toallas de papel, lo condimentamos y lo guardamos.

En una sartén poco profunda ponemos algo de aceite, entonces sofreímos los ajos picados y las ramitas de canela y sofreímos a fuego retardado a fin de que suelten el gusto y aroma del aceite.

Entonces doramos el jamón, lo sacamos y lo guardamos.

Cortamos las cebolletas en tiras finas, las ponemos en exactamente la misma fuente de horno, utilizamos el resto del aceite de pollo y las freímos un tanto, en el momento en que estén un tanto doradas, añadimos palitos de pollo de pollo, hojas de laurel y 8 o 10 pimientos. y déjelos cocer realmente bien poco a poco.

Entonces trituramos las almendras en un mortero, trituramos algo de jengibre, las añadimos a la sartén con la cúrcuma, removemos y combinamos todos y cada uno de los elementos, calentamos delicadamente y añadimos el vino, dejamos que el alcohol se evapore, tapamos la olla y deje que se prosiga cocinando delicadamente.

Si podemos encontrar que el guiso está bastante seco, agregamos de a poco el caldo de pollo según sea preciso.

Añadimos las 2 cebollas que añadimos y la salsa ajustada es bastante, en caso contrario tenemos la posibilidad de añadir crema para cocinar.

El pollo está ya listo para comer tras 20/25 minutos.

Consejos útiles:

Tenemos la posibilidad de sacarle la piel al pollo si deseamos, pero pienso que en la hora dorada puede resguardar la carne y eludir que se seque. Pero para el gusto … el color.

Si no nos encontramos familiarizados a utilizar jengibre, lo destacado que tenemos la posibilidad de realizar es cocinarlo de a poco y sazonarlo hasta el momento en que nos agrade, como mencioné anteriormente con la cúrcuma.

Las almendras, la nata y la cebolla asisten a combinar la salsa con perfección.

Siempre y en todo momento es recomendable contar los pimientos que añadimos a la sartén y retirarlos en el final del desarrollo de cocción, puesto que la masticación accidental tiende a ser incómoda.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!